EL PAGO DE LOS DANOS AL VEHICULO DE MOTOR Y EL RELEVO DE RESPONSABILIDAD

1200x628-seguro-carro

Cuando usted estuvo envuelto en un accidente de vehículo de motor, el primer trámite que se realiza ante la aseguradora suele ser el pago de los daños sufridos por los vehículos envueltos en el accidente, ya que, si sufrió lesiones corporales, su tratamiento apenas comienza y no tiene disponible la evidencia médica que necesita.  Vaya a LINK.COM para que conozca la evidencia que debe tener para presentar su reclamación.

Como parte de este trámite, la aseguradora le solicitará varios documentos, como un estimado de un taller de su selección, copia de la licencia y del título de propiedad del vehículo que usted manejaba, entre otros.  Luego de ello, la aseguradora procede a realizar el ajuste de la reclamación, que no es otra cosa, que el proceso que la aseguradora realiza para determinar el valor que está dispuesta a pagar por la pérdida, el cual le presenta a usted como una oferta.  Este valor, es el producto de la evaluación que la aseguradora hace de las piezas y valor de mano de obra del arreglo de su vehículo de motor, a base de unos sistemas que tienen de donde ellos obtienen el valor de ciertas piezas, no siempre originales o nuevas, más un proceso de negociación sobre el costo de mano de obra que la aseguradora hace con su taller u otro que la aseguradora utiliza tradicionalmente.  Si se trata de un vehículo declarado pérdida total, real o constructiva, pues el valor será a base del valor de los vehículos que la aseguradora planteará que se encontraban en condiciones comparables al suyo, valor al cual le aplican los descuentos que la póliza disponga para reclamaciones de pérdida total, además de que tendrá que transferirle a la aseguradora el título de propiedad de su vehículo, quien luego lo venderá en el mercado para recuperar parte de lo que le pagó a usted.

Al final de ese camino, es importante que usted entienda de donde es que proviene el valor que le ofrecen, ya que será usted quien decidirá si acepta la oferta o si regresa a la aseguradora a presentarle aquellos planteamientos que usted tenga a su disposición para que el valor de la oferta aumente.  Sepa que puede llegar a diversos acuerdos con la aseguradora, como aumentar el valor de arreglo del vehículo y en el caso de pérdida total, recibir un pago parcial y retener el vehículo para usted.  Si usted aumenta el valor de arreglo del vehículo que inicialmente le ofrecieron, asegúrese que el taller donde arreglará su carro le entregue un estimado enmendado con el precio negociado con la aseguradora, porque sucede que luego el taller al entregarle su vehículo le pueda requerir el pago de la diferencia entre el estimado original y el cheque que le dio la aseguradora, bajo el fundamento de que el cheque es lo que cubre la póliza y el resto lo cubre usted.

Tanto en el caso de pago del arreglo de su vehículo como en el de pérdida total, antes de entregarle el cheque, la aseguradora le requerirá que usted firme un relevo de responsabilidad.  Los relevos de responsabilidad son un documento donde una parte libera a la otra de todo aquello que el documento diga o que se pueda interpretar que dice.  Una vez relevado, ya no se le puede reclamar por lo mismo en el futuro, bajo ningún supuesto.

Es en ese momento, donde usted debe detenerse y con mucha cautela leer y comprender que es lo que dice ese relevo  

El riesgo consiste en que el relevo que usted firme no puede contener expresiones directas o indirectas, de las cuales se pueda interpretar que, a cambio del pago por los daños a su vehículo, usted se está dando por satisfecho también por las lesiones que sufrió en el accidente.

Sucede con mucha frecuencia, en algunas aseguradoras, no en todas, que el relevo que le entregan le incluye este tipo de expresión como que “me doy satisfecho de todos mis daños”, “no sufrí daños”, “no recibió tratamiento médico”, “me doy por compensado por mis daños” y otras que hemos visto a través de los años.

Las razones típicas que nos dan los reclamantes para firmar el documento son: 

  1. Solo están manejando la reclamación de daños al vehículo de motor y no han presentado una de lesiones corporales;
  2. No saben que tienen derecho a reclamar por lesiones corporales;
  3. La persona no tiene el conocimiento para comprender como funcionan los seguros y se deja llevar en todo por lo que le indican en la aseguradora;
  4. Le indican que si no firman el documento no le pueden entregar el cheque para arreglar su carro;
  5. Le indican que el documento no se puede enmendar porque ese es el formulario que le dieron en la compañía y ellos tiene que usarlo así que no pueden hacer nada; 
  6. Le indican que lo firme que eso solo cubre lo del carro y lo otro lo maneja otro ajustador después; 
  7. Le indican que ese documento no dice eso, que eso solo se refiere al carro; y
  8. Otros argumentos.

Al firmar el documento, la persona recibe su cheque, arregla su vehículo y posteriormente comienza el manejo de su reclamación con lesiones corporales, para entonces descubrir, que el ajustador de las lesiones corporales que es distinto al de los daños al carro o el abogado de la aseguradora, le digan que no puede reclamar porque usted firmo un relevo donde dice que ya le pagaron todo o que usted no tenía daños.  Entonces, su única alternativa es recurrir al tribunal para impugnar el documento, para que en la eventualidad de que prevalezca en ese punto, entonces pueda verse su caso de daños.

Sepa usted, que la aseguradora no puede obligarle a firmar un documento con el que usted no esté de acuerdo.  Usted lo firma solo cuando usted se sienta preparado para hacerlo y si eso conlleva que usted quiera consultarlo, le puede pedir copia del documento al ajustador llevárselo a su casa y luego dejarle saber su parecer.

Como los relevos son documentos legales con múltiples consecuencias legales, siempre le recomendamos que se oriente con un abogado con experiencia en seguros, de forma que se asegure que el documento que firme no le afecte sus derechos a reclamar, de otra forma, estaría renunciando a su derecho a ser compensado sin saberlo y sin razón alguna, para el beneficio de la aseguradora.

Si tiene duda sobre el relevo que le han pedido que firme o sobre el que ya firmó, llámenos, la consulta es totalmente gratis, y, si nos contrata, le manejaremos todo el ajuste de su vehículo de motor de principio a fin, para que le paguen la mayor cantidad a la cual usted tenga derecho, y no le cobraremos por ese servicio.  El 100% de lo que paguen por su vehículo es para usted, otro servicio más que le ofrecemos para su beneficio.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest