PRODUCTOS DEFECTUOSOS

1200x628-producto-danado

Una reclamación de producto defectuoso es aquella donde una persona sufre alguna lesión al utilizar algún producto, y, esa lesión, a su vez es causada por algún defecto en el producto.  Los defectos en los productos pueden ser causados por diversos elementos, como defectos en la fabricación, defectos en el diseño del producto, defectos en las advertencias del producto, defectos en el uso de algún material que forma parte del producto, entre otros.

Este tipo de caso, como envuelve el establecer que el producto tiene un defecto, típicamente por no decir siempre, requiere del uso de prueba pericial, esto es, el testimonio de un profesional con experiencia en un área determinada que pueda evaluar el producto, identificar su defecto, establecer en que consiste ese defecto y como ese defecto es la causa del accidente que le ha ocasionado daños a usted.  Sin esa prueba, difícilmente su caso prosperará.

En Puerto Rico, todos los envueltos en la cadena comercial del producto, desde el fabricante de este, el/los distribuidores del producto y hasta la tienda donde finalmente se vende el mismo al público, bajo ciertas condiciones, pueden ser responsables por los daños que usted ha sufrido.  Ciertamente, primero hay que identificar cual es el defecto para poder identificar la responsabilidad que cada participante de la cadena comercial del producto puede tener y entonces proceder a presentar las reclamaciones que corresponda.

Como es de esperar, en la mayoría de las ocasiones los comercios envueltos en la cadena del producto son empresas multinacionales o locales con solidez económica, lo cual les permite enfrentar cualquier reclamación y defenderse de ellas con todos los recursos disponibles, incluyendo, peritos del más alto calibre.  Muchas de estas empresas multinacionales, ya han desarrollado fondos/programas de manejo de reclamaciones en los cuales han depositado millones de dólares que generan unas cantidades considerables en intereses, los cuales revierten al fondo para hacer del mismo uno que se nutra a si mismo, no le cueste gasto adicional alguno a la empresa, le permita tener un poder mayor cada vez y los millones que inicialmente invirtieron no se gasten, conservando así la inversión inicial.

Ello conlleva, que cuando usted va a preparar una reclamación por producto defectuoso, usted tiene que prepararse adecuadamente e identificar los recursos necesarios para que pueda presentar su caso de forma exitosa, de lo contrario, aun usted teniendo la razón, puede perder su reclamo o tener que aceptar una cantidad ridículamente baja por sus lesiones, por el simple hecho de que el causante de sus daños le venció con su poder económico, no porque haya tenido la razón. 

En ocasiones, las lesiones causadas por un producto son generalizadas, esto es, afectan a un considerable grupo de personas, por lo que los pleitos se convierten en pleitos de clase, lo cual conlleva que entren en función otros procesos para el manejo de su reclamación y quizás hasta más/menos gastos de lo que se hubiera incurrido de manejarse su reclamación de forma individual.

Si usted ha sufrido alguna lesión por el uso o consumo de algún producto, llámenos, que uno de nuestros abogados le puede orientar sin costo alguno y delinearle un plan de trabajo que le permitirá presentar una reclamación completa que pueda enfrentar cualquier planteamiento que puedan presentar los envueltos en la cadena del producto.  Nuestros abogados han manejado reclamaciones de esta naturaleza y tienen el conocimiento requerido para poderle orientar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest